miércoles, 16 de noviembre de 2011

Yohan Mollo


En Granada, una ciudad andaluza, llena de ilusión tras el ascenso a la liga española, un equipo humilde trata de hacer valer con su poco estatus social y presupuesto, su objetivo, mantenerse. Haciendo fichajes interesantes, la afición con ojos llorosos mira con ilusión a la temporada, aunque sus resultados hasta ahora no han sido del todo. Con mas de 7 titulares que ya estaban el año pasado año, el proceso de aclimatación debería empezar a dar sus frutos, o por lo menos es lo que pienso. Un jugador bastante importante en lo que a calidad y a pundonor respecta es Yohan Mollo, el fichaje "estrella" de la temporada para los andaluces.

Yohan Mollo, o el Cristiano de Mónaco como le apodaban en Francia, es un mago, un prodigio del balón, que nació en el barrio gitano de les Martigues, el 18 de julio de 1989, y un dato bastante curioso es que es primo del delantero del Marsella André-Pierre-Gignac. Como decía, Yohan es uno de los tantos jugadores que viven en la pobreza en la infancia, y que juntando su calidad y manejo del balón, a las vías que abre el fútbol, consiguió sacar a su familia de la miseria. Tampoco es que haya llevado una carrera futbolística del todo deslumbrante, pero lo cierto es que en los equipos que ha jugado ( Mónaco, Caen y Granada ) ha sabido amoldarse y ser el líder y mejor jugador de cada equipo, de hay su apodo en la tierra gala. Ole ole y ole, es lo que canto cuando veo en acción al astro francés. Es bajito, pero como ahora los bajitos dan guerra, su velocidad. Extrovertido, eso es lo mejor, que el chaval no tiene ningún tipo de vergüenza a las cámaras, en mas de una foto aparece en calzoncillos térmicos sonriendo.

Yohan Mollo, extremo diestro de 22 años y prodigio absoluto con el balón en los pies. Le caracteriza su gran parecido en juego a Cristiano Ronaldo, Nani y Reyes, los cuatro jugadores de banda de mucha calidad y que les gusta hacer diagonales con dirección a portería. Es un jugador muy rápido con el balón en los pies, y les resulta muy difícil robarle el balón a los contrincantes. Posee de un regate bastante habilidoso y característico que le permite mejorar mediante su excepcional arrancada. Golpea mayoritariamente con el empeine, que ocasiona que sus disparos sean secos y que el balón haga extraños. No saca bien los libres directos, es mas un revulsivo o un jugador clave en los contragolpes. No es ni un pasador ni un defensor, es un atacante nato, que sabe definir, regatear y echarse al equipo a la espalda.
A mi personalmente me fascina este jugador, y el es una de las razones por las que sigo y seguiré bastante al Granada FC.

2 comentarios:

jairo F.Quindós dijo...

No es que este destacando mucho en el Granada, pero lo que le he visto no me desagrada aunque quiza le sobra nervio

Nico Garcia dijo...

Jajajaja, este me ha hecho hoy la pifia en el Fifa12 xD

Saludos desde La Escuadra de Mago

-